Indai Informa es una plataforma para estar conectados, con un Blog lleno de contenidos inspiradores, valiosa información a tu alcance en "Artículos esenciales" y cursos de formación. Queremos recoger tus impresiones y seguir mejorando día a día. ¡Apasiónate!
18
sep

Mujeres y poder, los avances naturales y las urgencias

mujeres-al-poder

Por Mercedes Wullich, directora de MujeresyCía y Top 100 Mujeres Líderes de España.

Conocí a María Dolores Dancausa cuando era Secretaria General de Línea Directa y el teléfono rojo irrumpía como su símbolo indiscutible. Fue en 2003 y ella llevaba casi diez años en el grupo. Yo lideraba la revista de una asociación de directivas y pensé que era una buena idea conocer de cerca a las mujeres que decidían en las empresas.

Llegué a la sede de la compañía en Tres Cantos y tuve allí una charla relajada y amable con “Mariló”. Supe quién era, de dónde venía, la importancia que había tenido su familia en el desarrollo de su carrera y también, que corría cuarenta minutos diarios, con un mp3 con setecientos temas. Me hizo escuchar “A Dios le pido” de Juanes y yo le recomendé “Fruta fresca” de Carlos Vives. Los dos coincidíamos en que nos gustaban porque nos ponían de buen humor.

Dancausa, junto a Ana Botín y Almudena Román, referente de las mujeres al frente de entidades bancarias, en un sector que todavía sigue siendo muy masculino.

Me gustó su cercanía y sencillez. Y su política de puertas abiertas con desayunos semanales para que la gente a su cargo pudiera hablarle de tú a tú y ella, aprender de sus ideas y experiencias.

Volverte a ver

Han pasado quince años y yo no he dejado de liderar iniciativas cuyo foco siempre son las mujeres que deciden. He seguido de cerca su carrera y su ascenso hasta las más altas esferas. Pero no me he vuelto a cruzar con ella en tantísimos años. Leo con satisfacción que ahora, la Consejera Delegada de Bankinter tiene un 50% de mujeres en el comité de dirección y que las directivas en la compañía que lidera, llegan a un 40%. Dancausa, junto a Ana Botín y Almudena Román, referente de las mujeres al frente de entidades bancarias, en un sector que todavía sigue siendo muy masculino.

Abrir puertas, forzar el cambio 

Ellos abren puertas, colocan a sus amigos y a su gente de confianza, recomiendan, refieren, hacen lobby.

Suelo contar que en 2000 cuando llegue España, había tres o cuatro nombres de mujeres que se repetían una y otra vez en los medios de comunicación. Entre ellos, estaba la hoy alta directiva del banco Santander Magda Salarich que en esos años lideraba Citroen.  Analizando el por qué las mujeres no accedían naturalmente a los puestos de decisión, otra alta directiva me dijo que porque las mujeres no hacían lo mismo que los hombres. ¿A qué te refieres? Le pregunté. Y me respondió con otra pregunta: ¿Cuántas mujeres hay debajo de Magda Salarich? Ellos abren puertas, colocan a sus amigos y a su gente de confianza, recomiendan, refieren, hacen lobby.

Fue cuando empecé a tener más claro que nunca por qué era importante “construir” un lobby femenino.

Maneras de avanzar

No hace mucho fue noticia que Ana Botín se declarara feminista. Que no lo había sido, pero que, a la luz de los hechos, ahora sentía que debía serlo y por eso, sus estrategias apuntan a cambiar las cosas.

Hoy entre los 2.000 primeros puestos directivos de la entidad sólo hay un 20% de mujeres. “Nos hemos propuesto casi doblarlo para 2025 y llegar al 30%”, ha dicho Botín recordando que cuando ella llegó al Banco en 2014 eran un 4,5%.

En Bankinter, en cambio, en el comité de dirección la presencia femenina alcanza al 50%, cinco de sus diez miembros.

En su momento, escribimos que tres Glorias compartían el equipo gestor: Gloria Ortiz, directora de banca digital; Gloria Fernández, directora financiera y de mercado de capitales y Gloria Calvo directora de secretaría general. Además cuentan con  María Paramés, directora de personas a la que también conocí en aquella época, y en el consejo de administración -3/10- junto a Dancausa están María Teresa Pulido y Teresa Martín Retortillo quien sustituyó a Rosa García hoy presidenta de Siemens.

Creo que hoy es parte de nuestra responsabilidad, hacer todo lo necesario para acelerar los tiempos.

Bankinter no hace públicos los objetivos en términos de igualdad, pero María Dolores Dancausa dice que es consciente de que su compañía es una excepción. Sabe que debe seguir trabajando para vencer las barreras, pero aclara que “Lo mejor que podemos hacer es dar ejemplo de que esa igualdad se puede conseguir y además, se puede alcanzar con absoluta naturalidad y sin artificios”.

En este punto disiento. Lo que me suena “artificioso” es pensar que, frente a un cambio tan demorado y urgente, los objetivos se puedan producir “naturalmente”.

Creo que hoy es parte de nuestra responsabilidad, hacer todo lo necesario para acelerar los tiempos. Y una vez más, que, si no es por convicción, sea por percusión.

La naturalidad es el mejor estado, por supuesto. Pero cuando el punto de partida no tiene un retraso intrínseco y brutal.

De lo contrario, deberíamos empezar a explicarles a las mujeres que sigan teniendo paciencia, y que todas nuestras demandas y aspiraciones, llegarán “naturalmente” en el momento menos pensado. Yo prefiero que sientan la urgencia del cambio. Y trabajar por ello.

Si te ha gustado este artículo y quieres ser el primero en recibir cada publicación nueva directamente en tu correo, suscríbete al blog en la parte derecha de esta página 100% libre de spam.

Escriba un comentario

*