Indai Informa es una plataforma para estar conectados, con un Blog lleno de contenidos inspiradores, valiosa información a tu alcance en "Artículos esenciales" y cursos de formación. Queremos recoger tus impresiones y seguir mejorando día a día. ¡Apasiónate!
05
jul

Nueva economía, hacia la madurez digital

nuevaeconomiamadurezdigital

Los datos indican que aquellas organizaciones y empresas que poseen la suficiente madurez digital (Digirati), no sólo para incorporar innovación digital sino también para llevar a cabo una transformación integral y beneficiarse desde el punto de vista del negocio, son un 26% más rentables que sus competidoras y obtienen un 9% más de ingresos.

La madurez digital se determina en dos dimensiones: la intensidad digital y la intensidad de la transformación en la gestión. La primera mediría la inversión realizada en proyectos tecnológicos orientados a cambiar la gestión operativa de la empresa (relación con clientes, operaciones, modelo de negocio). La segunda tiene que ver con el desarrollo interno de las capacidades de liderazgo necesarias para transformar digitalmente y de manera integral toda la organización. Una es tecnológica, la otra afecta a la cultura organizacional. Una tiene que ver más con el «hardware» y la otra con el «software». Ambas son importantes y solo aquellas organizaciones que destacan simultáneamente en las dos dimensiones alcanzan la madurez digital. Su combinación nos da como resultado una matriz que describe cuatro grados distintos de madurez digital.

  1. Digital Beginners: Organizaciones que han experimentado e implantado soluciones tecnológicas, y aunque algunas de ellas aportan valor al negocio, la mayoría no lo hace. Falta una estrategia coordinada y visión de transformación integral.
  1. Digital Fashionistas: Organizaciones fuertemente motivadas para provocar el cambio digital pero con una estrategia que no está basada en un conocimiento real de cómo esta transformación puede y debe aportar valor al negocio. Estas organizaciones, a pesar de encontrarse en situaciones de madurez en algunas de sus unidades de negocio, carecen aún de una estrategia global como organización.
  1. Digital Conservatives: Organizaciones que colocan la prudencia por delante de la innovación. Entienden la importancia de la estrategia, de la coordinación, de las cuestiones de gobernanza y de la cultura organizacional a la hora de abordar un proceso de transformación, pero son muy escépticas sobre el valor de lo digital en estos procesos. Aunque están dispuestas a invertir en cambio digital, su lentitud y su excesivamente cuidadosa manera
  1. Digirati: Organizaciones que saben cómo aportar valor al negocio desde la transformación digital. Combinan visión y gobernanza con el compromiso por la inversión. Gracias a la visión global y a la integración de toda la organización en la estrategia de transformación digital, logran desarrollar una cultura digital que les permite incorporar nuevos cambios a su modelo de negocio. Son las organizaciones que han alcanzado la madurez digital.

El centro de estudios sobre economía digital MIT Sloan ha cuantificado la ventaja digital en diferentes empresas de distintos sectores. En una encuesta mundial con 400 grandes empresas, encontró que los digirati son como promedio un 26% más rentables, consiguen un 9% más de ingresos de sus activos y presentan una valoración en bolsa un 12% superior a la de sus homólogos del mismo sector. El mismo estudio destaca que existen diferentes velocidades de transformación digital, mientras que unas empresas destacan en la inversión en tecnologías como los medios sociales y la analítica, otras apuestan más por la gestión de la transformación.

En este contexto, se ha desarrollado un modelo que reúne las 8 competencias que debe desarrollar un profesional para transformar digitalmente y de manera integral toda la organización y garantizar su madurez digital.

  1. Conocimiento digital: Capacidad para desenvolverse profesional y personalmente en la economía digital.
  1. Gestión de la información: Capacidad para buscar, obtener, evaluar, organizar y compartir información en contextos digitales.

La hoja de ruta hacia la digitalización, sin embargo, no es única. Alcanzarla requiere contextualizar el desafío digital, focalizar las inversiones, involucrar a toda la organización y ser persistentes en la transformación.

  1. Comunicación digital: Capacidad para comunicarse, relacionarse y colaborar de forma eficiente con herramientas y en entornos digitales.
  1. Trabajo en red: Capacidad para trabajar, colaborar y cooperar en entornos digitales.
  1. Aprendizaje continuo: Capacidad para gestionar el aprendizaje de manera autónoma, conocer y utilizar recursos digitales, mantener y participar de comunidades de aprendizaje.
  1. Visión estratégica: Capacidad para comprender el fenómeno digital e incorporarlo en la orientación estratégica de los proyectos de su organización.
  1. Liderazgo en red: Capacidad para dirigir y coordinar equipos de trabajo distribuidos en red y en entornos digitales.
  1. Orientación al cliente: Capacidad para entender, comprender, saber interactuar y satisfacer las necesidades de los nuevos clientes en contextos digitales.

La hoja de ruta hacia la digitalización, sin embargo, no es única. Alcanzarla requiere contextualizar el desafío digital, focalizar las inversiones, involucrar a toda la organización y ser persistentes en la transformación.

Si te ha gustado este artículo y quieres ser el primero en recibir cada publicación nueva directamente en tu correo, suscríbete al blog en la parte derecha de esta página 100% libre de spam.

Escriba un comentario

*